viernes, 5 de octubre de 2012

Desayuno en el aula de educación infantil








En el actual currículo de Educación Infantil, se establece como uno de los Objetivos Generales de la Etapa. “Adquirir progresivamente autonomía en sus actividades habituales, desarrollando hábitos y actitudes relacionados con la seguridad, la higiene y la salud”.











En los Ejes transversales también se hace referencia a “Educar para la Salud” y en el área de “Conocimiento de sí mismo y Autonomía personal”, concretamente en el bloque de contenidos “El cuidado personal y la salud”, queda reflejado el tema de la alimentación en esta etapa educativa.















Por otra parte hay que destacar que una de las rutinas más importantes de esta etapa es La rutina de la alimentacióny sabemos que las rutinas marcan las pautas para el desarrollo de una jornada escolar, con lo que resulta imprescindible el respeto y organización que éstas merecen, dedicando el tiempo necesario a cada una de ellas. De esta manera, la rutina de la alimentación constituye un tiempo primordial que hay que respetar en educación Infantil.










En general empezamos media hora antes de salir a jugar al patio. Nos lavamos las manos antes de desayunar y los alumnos comen sentados en sus grupos correspondientes.





























Uno de los objetivos más importantes que planteamos, según muestra nuestro plan de salud, es la evitación de bollería industrial. Fomentamos los bocadillos variados y un día a la semana lo dedicamos a la fruta ( los miércoles).  

Aprovecho este momento para dar las gracias a las familias que colaboran a diario con nosotros. 










































Pautas a seguir durante esta rutina:

  • Nos lavamos las manos antes de desayunar.
  • Nos sentamos en los grupos mientras la profesora va repartiendo uno a uno los desayunos.
  • Predisposición de relajación y tranquilidad en el aula.
  • Usamos el papel de aluminio o las servilletas que nos pone mamá y papá como mantelito mientras nos comemos los bocadillos.
  • Fomentamos el bocadillo variado, evitando la bollería industrial. Un día a la semana trabajamos la fruta.
  • Los yogures líquidos deben llevar pajita porque es frecuente que los niños vuelquen los botes en la mesa. Evitamos así que la bebida se pierda casi entera en estos pequeños accidentes. La pajita es para pincharla sobre el precinto del yogur líquido.
  • Los yogures que llevan tapones no deben traerse al cole porque no puede evitarse que al tumbarse se  vuelquen por completo. En ellos la pajita no tiene sentido.
  • A veces ponemos música mientras comemos.
  • Recogemos todo antes de salir al patio.
  • La mesa queda limpia y la silla guardada debajo. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada